LA RESTAURACIÓN VEGETAL DE CUENCAS MEDIANTE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL. UNA PROPUESTA DE CONTROL DE LA EROSIÓN EN LA CUENCA DEL GUADALMELLATO

El ser humano a lo largo de la historia ha ido modificando las riberas de los ríos, debido a los distintos usos que ha hecho de ellas, y hoy en día es necesario establecer medidas para conseguir una mejora ambiental de las mismas. Las actuaciones que se plantean en el proyecto van encaminadas a una concienciación por parte de los agricultores usuarios de la cuenca, que haga establecer medidas para controlar la erosión, como un adecuado manejo de suelos y coberturas vegetales, según las estrategias de la producción agrícola ecológica. Las actuaciones puntuales llevadas a cabo por todos los agricultores de la Cuenca conseguirán frenar, de manera más eficiente y mucho menos costosa que otro tipo de actuaciones, los problemas que plantea el fenómeno de la erosión en sus tierras, ya que no se trata de una actuación puntual en el tiempo, sino que la creación de una conciencia social hará que perduren los objetivos a lo largo de los años.

El objetivo principal del proyecto es cambiar los hábitos de manejo de suelos de los usuarios de la Cuenca del Río Guadalmellato, en la zona norte de Córdoba. Gracias a esta concienciación se conseguirá una mejora ambiental de la misma, haciendo un uso sostenible de ella.

Las medidas que se establecen para conseguir la citada concienciación son el establecer un plan formativo constituido por sesiones teóricas y prácticas, en las que se les haga ver a los agricultores los problemas que presentan sus sistemas de manejo de suelos. La consecución práctica del plan se complementará con la labor de un técnico, que asesorará a los agricultores de la zona sobre sus más adecuados sistemas de manejo de suelos, cubiertas vegetales y restauración de riberas, durante un período de tiempo de dos años.

La metodología del trabajo consiste en, basándose en los antecedentes, establecer un diagnóstico del problema, a través del cual se planteará una solución. Este proyecto ha sido evaluado económicamente, para poder estudiar la viabilidad del mismo.