Los piensos animales que no suponen un riesgo para la salud de las personas

El abuso de antibióticos en ganadería contribuye notablemente a la resistencia antimicrobiana, que causa la muerte de 700.000 personas al año en el mundo. Ésta aparece cuando una bacteria se hace resistente al antibiótico que se usa para tratar la infección que produce. Añadir antibióticos a los piensos ganaderos es una práctica muy habitual. A menudo, esto se traduce en que las personas que manejan esos insumos entran en contacto con bacterias que se vuelven resistentes, y que probablemente acaben contagiando a otras personas, incluso ajenas al mundo rural, a través de la comida, el contacto o el medio ambiente. Minimizar ese riesgo, así como evitar la presencia de trazas de antibióticos en las carnes, es el principal cometido de la Norma CAAE Insumos Green para Ganadería, presentada recientemente en un Congreso Europeo de Alimentación Animal. 

Según la OMS, Organización Mundial de la Salud, actualmente se utilizan más antibióticos en la producción de alimentos que en la atención médica a personas. La administración sistemática de antibióticos en ganadería hace que los microorganismos causantes de determinadas enfermedades se hagan resistentes a estos fármacos, que acaban por perder su efectividad. Cuando determinados microorganismos resistentes llegan a las personas, no hay solución: 25.000 humanos mueren al año en la Unión Europea por esta pérdida de efectividad de los tratamientos; 700.000 en todo el mundo. La nueva Norma CAAE Insumos Green para Ganadería permite a las empresas obtener un aval de que sus insumos son de origen natural, no sintéticos ni genéticamente modificados, y que están convenientemente registrados para su uso en ganadería, con objeto de prevenir la necesidad de antibióticos en el proceso de producción y transformación de alimentos de origen animal.

Asimismo, esta certificación contempla el uso de sustancias que pueden utilizarse para el control de plagas y enfermedades, y limpieza y desinfección de instalaciones con bajo poder residual y de carácter no sintético.

Hasta ahora no existía ninguna norma a la que los ganaderos pudieran adherirse para demostrar que sus productos no incorporaban restos de antibióticos, algo que sólo puede acreditarse mediante la certificación ecológica que, por ende, debe estar libre de éstas y otras sustancias nocivas para la salud. Los insumos garantizados por esta norma protegerán el medio ambiente y la salud de los consumidores, al proporcionar herramientas que posibilitan una producción animal más sostenible, minimizando la incorporación de residuos a nuestro entorno y la presencia de antibióticos en los alimentos.

Estas ventajas han hecho que la recién estrenada Norma CAAE Insumos Green para Ganadería ya tenga suscriptores. Son varias las empresas adscritas a esta norma privada. Entre ellas, ADIBIO aditivos alimentarios naturales fitoterapéuticos; Celt Clinic, líderes en I+D+I dentro del campo de la sanidad animal afincada en Galicia; Hispalgan, empresa Sevillana con implantación en Extremadura y Andalucía, dedicada a la distribución de Zoosanitarios; Laboratorios HEEL España, especializado en el desarrollo y la fabricación de medicamentos producidos a partir de ingredientes naturales; y Huwa-San España S.L., la empresa representante en España del fabricante belga Roam Technology NV y que distribuye en España los productos Huwa-San®, una nueva generación de desinfección sostenible.

La Norma CAAE Insumos Green para Ganadería se presentó la semana pasada en Córdoba, como patrocinador del V Congreso AFACA y XXVIII Congreso de FEFAC, instituciones que representan al sector de fabricantes de piensos a nivel andaluz y europeo. En dicho congreso, que contó con la participación de varias personalidades europeas y representantes de CESFAC, se puso de manifiesto que la producción ecológica va tomando fuerza a nivel mundial en el sector de la producción de alimentos para ganado por cuanto puede ser una alternativa en materia de producción sostenible, como en el caso de la soja en EEUU.  Se habló de sostenibilidad, ecología, economía circular, recursos, cambio climático, huella hídrica, comunicando los pasos que están dando las empresas fabricantes de piensos a nivel europeo para producir alimentos más sanos y seguros para el medioambiente. Wolfgang Trunk, de DG SANTÉ Comisión Europea, explicó que el organismo europeo encargado de la salud alimentaria (EFSA/EMA) está valorando la ganadería ecológica y sus terapias asociadas (principalmente fitoterapia), como una de las posibles alternativas productivas para reducir las muertes asociadas a las resistencias bacterianas por el uso indiscriminado de antibióticos.