El MAPAMA confirma "la consolidación del sector" y trabaja en un Plan de Promoción de la Producción Ecológica

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, comentaba esta mañana que el MAPAMA está trabajando en un Plan de Promoción para la Producción Ecológica española, sector del que dice sentirse especialmente orgullosa. Así lo ha comentado en un desayuno de trabajo organizado en Granada por el periódico Ideal y la empresa Coviran, en respuesta a una pregunta del presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera. Ese orgullo está más que justificado. El mismo Ministerio acaba de publicar los primeros datos de la producción ecológica en España correspondientes al año 2016, que confirman, según el comunicado emitido por el propio MAPAMA, “la tendencia de crecimiento sostenido y consolidación del sector de la producción ecológica española”.

Estos datos afianzan a España como el primer país de la Unión Europea por superficie, superando ya los 2 millones de hectáreas, y entre los cinco mayores productores del mundo. Ha aumentado el número de operadores en todas las categorías, aunque destacamos el 9% en el que se han incrementado las industrias, por el valor añadido que éstas aportan a los productos españoles.  Aunque ya éramos conscientes del crecimiento progresivo del sector ecológico español, nos congratula comprobarlo en datos del propio Ministerio de Agricultura. En 2016, la superficie dedicada a este tipo de producción ha aumentado un 2,5% respecto al año 2015, alcanzando casi las 2.019.000 Ha. La mitad se destina a pastos permanentes -ganadería-, una cuarta parte a cultivos de tierras arables y la otra cuarta parte a cultivos permanentes. Destaca la superficie calificada en conversión, que se ha triplicado respecto al año anterior, lo que corrobora el enorme potencial del sector.

Por lo que respecta a los operadores, su número total se ha incrementado en un 5,3% hasta los 39.744, habiendo aumentado el número en todas las categorías: productores (4,4%), industriales (9%), importadores (23%), exportadores (27%) y comercializadores (17%). Estos datos ponen de relieve el incremento del número de operadores en las fases posteriores de la cadena alimentaria, por el incremento de la demanda.

En producción vegetal destaca el aumento de hectáreas dedicadas a cereales, tubérculos, hortalizas, frutales, frutos secos, cítricos y viñedos.

En cuanto a producción animal, aumenta el número de explotaciones, destacando las de bovino de leche cuyo número se duplica. Aumenta, en menor medida, el número de explotaciones de bovino y ovino de carne, y de aves de corral. El número de cabezas de ganado también se incrementa, destacando las aves de corral que han visto multiplicadas por dos sus cifras, y un incremento más suave en el número de cabezas de bovino, caprino y gallinas de puesta.

Por lo que a las industrias agroalimentarias se refiere, éstas han registrado un crecimiento positivo del 9%. El presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, hace especial hincapié en lo significativo que resulta este dato, ya que “el incremento en la industria siempre va relacionado con el aumento del valor añadido de lo que producimos; no se generan los mismos bienes económicos ni los mismos puestos de trabajo produciendo sólo tomates, que elaborando con ellos una conserva, o incluso productos de cuarta o quinta gama, como un gazpacho envasado”.

Del total de industrias agroalimentarias ecológicas, 5.663 están relacionadas con la producción vegetal y 952 con la producción animal. Mientras el número de las primeras ha aumentado en todas las categorías, entre las segundas ha disminuido las industrias lácteas y aumentando el resto.

CONTROLES

Los productos ecológicos, también llamados biológicos u orgánicos están sometidos a un sistema de control oficial regulado por normativa comunitaria, en el marco del Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria. El programa de la producción agrícola ecológica tiene, entre otras exigencias, realizar al menos una visita anual a los distintos operadores de la producción ecológica (productores, transformadores o comercializadores).

Así, el número total de controles oficiales realizados en 2016 ha sido de 46.632. En el curso de estos controles, se han analizado 4.473 muestras, que suponen un 11% sobre el total. De éstas sólo el 7% han tenido un resultado analítico desfavorable.

El número de incumplimientos (irregularidades o infracciones) ascendió a 942 en el año 2016, frente a 965 en el año anterior. Estos datos demuestran que el nivel de cumplimiento es muy alto, situándose sólo en un 2% el porcentaje de operadores controlados con incumplimientos.