Más de 150 organizaciones de 25 países, decididas a "reformar radicalmente" la PAC

Son organizaciones agrarias y ganaderas, ecologistas, de consumidores, defensoras del patrimonio rural, de la salud pública, del bienestar animal, del turismo sostenible… Suman más de 150 de 25 países diferentes y les une su oposición al actual modelo de Política Agraria Común (PAC). Bajo el lema “Good Food, Good Farming – Now” (“Buena alimentación, buena agricultura – Ya”) han puesto en marcha una campaña instando a los ciudadanos a que participen en la consulta popular planteada por la Comisión Europea y dando a conocer los motivos por los que “el sistema alimentario y agrícola actual no funciona”. 

Las más de 150 organizaciones, encabezadas en España por Ecovalia, junto a otras entidades, han suscrito un manifiesto en el que se expone que “el sistema agroalimentario europeo incide directamente en el despilfarro de los limitados recursos naturales, dañando el medio ambiente, favoreciendo el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de las pesquerías, la deforestación, la erosión del suelo, y la escasez y contaminación del agua, además de empobrecer la calidad del aire”.

En el escrito, instan a los líderes de la UE a llevar a cabo una “reforma radical de la PAC y de las políticas relacionadas”, coincidiendo con las reuniones que en estos días están manteniendo los ministros de los países miembros en Bruselas. En paralelo a la difusión del manifiesto, las organizaciones han asumido un acuerdo para involucrar a la ciudadanía en este proceso político a través de campañas de información en las redes sociales.

Ambas actuaciones abogan por “un nuevo sistema más justo, sostenible y resiliente”, basado en los siguientes principios:

 - Una economía agroalimentaria justa y diversa: garantizar las condiciones de trabajo digno en el campo; promover cadenas cortas de suministro y políticas de compra pública responsable; garantizar el acceso equitativo a productos de alta calidad para todos los consumidores; prevenir impactos negativos sobre el derecho de las personas a la alimentación y sobre la calidad de vida de los pequeños agricultores en los países del hemisferio sur.

 - Un medio ambiente sano y un sistema agroalimentario que respete el bienestar animal: incentivar la producción de bienes públicos sociales y ambientales; apostar por la conservación de la biodiversidad; prevenir y minimizar el desperdicio de alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria; detener las importaciones de alimentos y piensos vinculados a la deforestación; velar por el respeto efectivo de la salud y el bienestar de los animales; sustituir el actual sistema de ganadería industrial por un apoyo firme a la ganadería extensiva; reducir drásticamente las emisiones procedentes del sistema agroalimentario y garantizar la transición hacia un sistema resiliente frente a los impactos del cambio climático.

 - Salud y bienestar de los ciudadanos: asegurar que nuestro sistema agroalimentario fomente dietas sanas; sensibilizar a los ciudadanos sobre los impactos del consumo sobre su propia salud, los agricultores, los animales y el medio ambiente; prevenir los impactos negativos de ciertas prácticas agrarias, etc.

 - Un sistema alimentario que rinda cuentas públicamente, que se gestione de forma participativa y que favorezca el empoderamiento de los ciudadanos y la democracia real.

Las organizaciones implicadas en esta campaña pretenden trabajar conjuntamente para que estos principios sean la base el proceso de reforma de la Política Agrícola Común post-2020.

Ecovalia representa a los miembros de España en IFOAM-EU (International Federation of Organic Agriculture Movements EU). Su directora de Internacional, Evelyne Alcázar, explica que acuerdo ha sido adoptado por 151 organizaciones, a partir del documento elaborado por la Coordinadora Europea de Vía Campesina, IFOAM, Greenpeace, Compassion in World Farming, European Public Health Alliance, FERN, Arche Noah, Eurogroup for Animals, Slow Food, VierPfoten, WWF, European Environmental Bureau, Birdlife, Action Aid, Beelife y Amigos de la Tierra Europa.