Moscas transgénicas, ¿solución o problema?

Se llama Bactrocera Oleae, aunque popularmente se la conoce como la mosca del olivo, porque sus larvas se alimentan de las aceitunas. Los agricultores ecológicos la controlan, como el resto de plagas, mediante el manejo integral del olivar y facilitando la presencia de fauna beneficiosa, que deprede o parasite al insecto. Sin embargo, la búsqueda de soluciones ha llevado a un problemático planteamiento: introducir una mosca genéticamente modificada para combatir esta plaga. Un comité internacional, en el que se incluye Ecovalia, ha comenzado a investigar qué impacto ambiental y socio-económico tendría la introducción de este elemento biotecnológico.

Leer más...